Sexo Virtual. Segunda Parte

Sexo Virtual. Segunda Parte

En un relato anterior arranque contando una experiencia de la forme en que me inicie en el sexo virtual, así que fue de esa manera en como me ingresó la primera solicitud para conversar, era un chico de Málaga o al menos fue lo que me mencionó.

Al principio solamente iniciamos a charlar sobre muchas de las cosas que le gustaban al momento de follar, como que la chica se pusiera sobre su polla de una forma salvaje, es decir que tratará de cabalgar si fuera la última vez que iba a follar con él, ya que era una de las situaciones que más lo prendían.

Una mamada de polla

También me confesaba que mientras le mamaban la polla le encantaba tomar del pelo a la chica y tratar de empujarla para que su polla se incrustará hasta lo más profundo de su garganta y pudiera disfrutar mucho más del sexo oral.

Fue entonces cuando empecé a soltarme e inicie a contarle mucho más de lo que me gustaba, es decir todo aquello que en algún momento de mi vida la realice a mi novio, un chico que no era muy bueno al momento de follar.

Es por ello que seguramente no aprendí mucho, pero vaya que lo que mejor que el tío me hizo fue ponerme en cuatro de mil formas y reventarle el coño de mil maneras, ya que lo hacía muy despacio y suave por momento, pero también duro y con salvajismo, era allí cuando arrancaba a gemir de placer cada vez que me lo hacía de esa manera.

Fotos de mis tetas

Al parecer eso lo prendió al máximo, ya que me pidió un par de fotos de mis tetas, a lo que accedí de inmediato, ya que estaba ya muy excitada y mi coño empezaba a mojarse de tanto que mis dedos transmitían mediante el teclado, entonces le pedí una foto de la polla del malagueño, quien también me envío y le pedí que tuviéramos sexo virtual, es decir que me follará como él quisiera y lo escribiera por medio del chat.